¿Por dónde comienzo?

Estoy decidido, pero también estoy perdido.

Justo en el blog anterior hablamos de la creación de hábitos, de como la repetición de pequeñas acciones, nos llevan de manera óptima a nuestra meta, ahora el punto clave se encuentra en definir esas pequeñas acciones. 

En un mundo donde todos clamamos tener la verdad, ¿por dónde comenzar?, te recomendaría comenzar por evaluarte y conocer tus diversos sistemas al menos de manera simple (si no tienes muy claro como hacer esto, te recomiendo ir a este otro blog que tenemos: 


https://www.empawerfitness.com/post/en-un-mundo-lleno-de-likes-y-rankings-qué-calificación-te-pondr%C3%ADas) 

Pero bueno si no estás en el punto de evaluarte a ti mismo hagamos un ejercicio más sencillo, primero definamos la meta, ¿qué es lo que más quieres? ¿cuál es el motor de tu día? El mejor desempeño, la estética, la salud, ganar una competición.

Una vez que tenemos la meta en mente hagamos un ejercicio que aprendí recientemente:

-Paso uno visualízate: ¿Cómo se verá esa mejor versión de ti?, ¿cómo se sentirá ganar la competición?, ¿cómo te verás en ese traje de baño el siguiente verano?

Ahora que te has visualizado, describamos un poco el elemento que esa versión de ti priorizó para lograr su objetivo. 

Ejem: Perder grasa corporal requirió Comer Mejor.

Y justo es en esta parte donde todo suena tan simplista que sarcásticamente dirás: “de verdad, me estas diciendo que para verme mejor hay que comer mejor, si eso ya lo sé, lo que no se es cómo”

Y sabes tienes toda la razón, por eso ten calma y continúa el ejercicio. 

Ya que hemos definido:


1.La meta: Verme mejor

2.La habilidad necesaria: Comer mejor.

Pasemos al 3er punto, definir la práctica, o sea qué implica comer mejor: 

3.Práctica: Comer más lento, identificar los elementos en mi plato, comer más proteína, comer en horas adecuadas.


Ok, parece que empieza a cobrar forma todo, ¿no? Es ahora cuando pasamos al último punto del ejercicio, esas prácticas las dividimos en acciones más pequeñas y sencillas que nos permitan fijar el hábito. Como bien sabemos todo está en la repetición constante de pequeñas acciones siempre tomando en cuenta la facilidad de ejecución.


4. Acciones diarias de 5 min: 

– Poner una alarma el sábado (o día de elección) para ir al mercado.

 – Cocinar una ración extra que me pueda llevar a la oficina al día siguiente y no quedar  a la deriva del vending-machine. 

– Agendar en mi calendario la hora de comida, es así como podré dedicarle tiempo a masticar. Ya no es una pérdida de tiempo ya que esta planificada en mi calendario y yo lo he decidido. 

 – Identificar mi proteína. Actividad que implica mínima cantidad de tiempo y es una poderosa reflexión que me permitirá poner en mi plato el elemento más importante. 

Al igual que estas acciones previas, hay miles de opciones y cada una se puede adaptar a tus requerimientos y estilo de vida. ¡Recuerda! No todos estamos en el mismo punto y no todos necesitamos lo mismo. Este ejercicio se puede desarrollar con cualquier punto acción que quieras mejorar, desde ahorrar, hasta entrenar más días a la semana.

Como último apartado del blog y para darte un poco más de apoyo en la elección de las actividades ha realizar, puedes utilizar el siguiente enfoque:

ca2f45_fd342f0ba0d143b9a6bc381476587768_mv2

Espero que este ejercicio te haya permitido visualizar lo sencillo que es construir un hábito, de hecho, has construido miles de hábitos a lo largo de tu vida, sólo que no te has tomado el tiempo aún para reflexionar en ello. Al final del día, buenos o no tan buenos, pero todos tenemos hábitos.

Y si a pesar del ejercicio te encuentras perdido, busca ayuda, otra parte importante de la creación de hábitos, que no he mencionado, es el Apoyo. Al final del día nunca estamos solos. 

Artículos recientes

Entrenadores personales con Gimnasio en Madrid

Creemos en el concepto de mantenerse “On Power y Empowered”, lo hacemos a nuestra propia manera, con una visión 360° para lograrlo. 

Fitness= Ejercicio + Nutrición + Descanso